Indemnización por accidente de patinete eléctrico

 

¿Has sufrido un atropello siendo conductor de un patinete eléctrico?

Si conducías un patinete eléctrico, o cualquier otro Vehículo de Movilidad Personal (VMP), y has sido atropellado, tienes derecho a reclamar una indemnización por los daños que se te hayan ocasionado.

La utilización cada vez más frecuente de estos vehículos, conlleva un igual incremento de los accidentes en los que están involucrados, hecho que pone de relieve la necesidad de regulación al respecto. Sin embargo, la falta de una normativa unificada hace que exclusivamente podamos recurrir a ordenanzas municipales y reglamentos.

El objeto del presente artículo será proporcionar unas indicaciones básicas, para el desafortunado supuesto en que te hayas visto implicado en un accidente de patinete eléctrico.

 

¿En que casos podrás reclamar una indemnización por un accidente de patinete?

Si has sufrido un accidente o atropello siendo conductor de un patinete eléctrico y se determina que no eres el responsable, tendrás derecho a percibir una indemnización por todos aquellos daños que se te ocasionen, ya sean personales o materiales.

La falta de regulación sobre el modo en el que deben circular estos dispositivos hace más complicado determinar si el conductor del patinete tiene o no algún tipo de responsabilidad en el accidente.

En el caso de ser responsables del siniestro, no podría reclamarse indemnización. No obstante, en ocasiones la culpa no es clara y puede llegar a determinarse que existe una concurrencia de culpas. Es decir, que tanto el conductor del patinete como el del otro vehículo comparten la responsabilidad, por lo que el lesionado podrá reclamar, dependiendo del grado de responsabilidad, un porcentaje sobre la cuantía que efectivamente le pudiese corresponder como indemnización.

El caso más frecuente en el que podríamos encontrar una concurrencia de culpas, es el atropello de conductores de patinetes eléctricos cuando se disponen a cruzar por un paso de peatones, por parte de otros vehículos como turismos o motocicletas.

Toma gran relevancia en estos casos si el conductor del patinete circulaba sobre él o no, ya que de ello dependerá que no haya culpa por parte del atropellado o por el contrario la responsabilidad sea compartida. Esto es así, puesto que pese a no haber una normativa que lo prohíba, por analogía con lo que ocurriría de ser un ciclista, se entiende que se circula a una velocidad superior a la que lo haría un peatón y por tanto reduce la capacidad de reacción del otro vehículo. Sin embargo, no puede atribuirse la culpa en exclusiva al conductor del patinete puesto que, por tratarse de un paso de peatones, los vehículos que a este se aproximen deben disminuir su velocidad y prestar especial atención a las circunstancias de la vía por si alguien se dispone a cruzar.

indemnización accidente de patinete

 

Indemnización por accidente de patinete eléctrico

En un accidente de patinete eléctrico el método para determinar la indemnización será el mismo que en cualquier accidente de tráfico, debiendo recurrir al Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, modificado por la Ley 35/15 de reforma del sistema para la valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Para poder reclamar la integra reparación del daño, en primer lugar, deberemos diferenciar entre aquellos perjuicios patrimoniales y no patrimoniales, y dentro de éstos los distintos conceptos indemnizables. Deben tenerse en cuenta las lesiones padecidas, la duración del periodo para su curación, las posibles secuelas y como éstas inciden en el normal desarrollo de la vida del lesionado.

Las partidas indemnizatorias más frecuentes serán:

Indemnización por lesiones temporales en accidentes de patinete:

Se pretende resarcir por el periodo de tiempo necesario para la curación o estabilización de las lesiones. Se diferencia en cuatro tipos de días:

  1. Días de perjuicio particular muy grave:

Aquellos en los que el lesionado ha perdido su autonomía personal para realizar casi la totalidad de las actividades esenciales de la vida. Así ocurre, por ejemplo, si ha sido necesario el ingreso en UCI.

El importe por día muy grave, actualizado a fecha de 2020, será de: 104.42.

 

  1. Días de perjuicio particular grave:

Traerán esta consideración los días en los que la pérdida de su autonomía personal afecte a una parte “relevante” de las actividades esenciales de la vida ordinaria o a la mayor parte de las actividades específicas de desarrollo personal. Correspondería a aquellos días en los que se ha precisado de ingreso hospitalario, entre otros supuestos.

El importe por día grave, actualizado a fecha de 2020, será de: 78,31€.

 

  1. Días de perjuicio particular moderado:

La pérdida de la autonomía en este caso atañe a una parte relevante, tanto de las actividades ordinarias como específicas. Se entenderá que tienen esta categoría, por ejemplo, aquellos días en los que se haya visto obligado a cursar baja laboral.

El importe por día moderado, actualizado a fecha de 2020, será de: 54,30€.

 

  1. Días de perjuicio personal básico:

Tendrán esta consideración el resto de días que comprendan el periodo de tratamiento curativo, hasta el alta médica por curación o estabilización de las lesiones, y que no encajen en ninguno de los supuestos anteriores.

El importe por día básico, actualizado a fecha de 2020, será de: 31,32€.

 

También, serían indemnizables aquellas intervenciones quirúrgicas a las que deba someterse a consecuencia de las lesiones padecidas.

 

Si quieres saber más sobre la indemnización por los días de curación te aconsejamos leer esta entrada de nuestro blog sobre las lesiones temporales.

 

Consulta con un abogado especialista en accidentes

 

Indemnización por secuelas en accidentes de patinete:

La ley define las secuelas como: “las deficiencias físicas, intelectuales, orgánicas y sensoriales y los perjuicios estéticos consecuencia de una lesión que persisten una vez finalizado el periodo de curación”. Por lo que elementalmente, diferenciaremos entre las secuelas funcionales, para los cuatro primeros tipos, y las estéticas.  

Para poder cuantificar qué puede reclamarse por este concepto, hay que estar a lo dispuesto en la Tabla 2 de la Ley.  En primer lugar, la Tabla 2.A.1 aparece especificado cada tipo de secuela, para cada una de ellas se nos indica una horquilla de puntuación.

La existencia o no de tales secuelas, así como el número de puntos que por ellas corresponden, debe ser evaluado y determinado por un médico experto en la valoración del daño corporal. Una vez obtenemos la puntuación exacta y junto con la edad del lesionado en el momento del accidente, nos permite acudir a la Tabla 2.A.2 de donde podremos extraer el importe a reclamar por este concepto.

Además, si estas secuelas causan una limitación o impedimento para el desarrollo de la autonomía personal del perjudicado podrá reclamarse un importe adicional por esta pérdida de calidad de vida, según sea: muy grave, grave, moderada o leve. Para cada clasificación se establecen unas cuantías mínimas y máximas, que se concretarán dependiendo de la importancia y la cantidad de actividades afectadas, así como la edad del lesionado.

 

Si quieres saber más sobre como cuantificar de manera correcta las lesiones permanentes te aconsejamos visitar la siguiente entrada de nuestro blog que trata sobre la indemnización por secuelas en accidentes de tráfico.

 

Indemnización por perjuicio patrimonial en accidentes de patinete:

Se refiere al coste económico del proceso de recuperación de las lesiones, así como el que derive por las secuelas.

Distinguimos entre daño emergente y lucro cesante.

El daño emergente se refiere a aquellos gastos que deben asumirse a consecuencia del accidente, como los derivados de asistencia sanitaria o el coste de los desplazamientos para recibir el tratamiento rehabilitador.

Por otro lado, el lucro cesante consiste en aquellas rentas o ganancias que la persona perjudicada deja de percibir que deriva directamente de los daños que se le han causado en el accidente.

En ambos casos, se diferencia entre el daño emergente y el lucro cesante derivado de lesiones temporales o, por el contrario, de las secuelas. Para más información pueden visitar: Indemnización por secuelas en accidentes de tráfico (2ª parte) e Indemnización por lesiones temporales en accidentes de tráfico.

Además, se podrá reclamar el importe correspondiente al valor de todos aquellos objetos que se han dañado en el accidente, como: teléfono móvil, ropa o el propio patinete.

patinete eléctrico circulando

 

Ejemplo de indemnización por accidente de patinete eléctrico:

En el ejemplo que proponemos;

Ivet García, de 35 años de edad, conduce un patinete eléctrico y es atropellada por un coche. A consecuencia del siniestro a Ivet se le ocasionan lesiones de diferente tipo: contusión de hombro y una quemadura ocasionada por la fricción con el asfalto en ese mismo brazo y en su pierna derecha. La caída hace que el patinete sufra daños y la ropa, el calzado y el casco que en ese momento llevaba también resulten dañados.

Estas lesiones hacen que Ivet deba cursar baja laboral por un periodo de dos meses y seguir un tratamiento de rehabilitación durante 4 meses, hasta que cursó alta definitiva. Después del alta por estabilización le ha quedado el hombro dolorido de forma permanente. Además, las quemaduras le han dejado marcas y cicatrices en las zonas afectadas. Durante el periodo de baja laboral, Ivet a través de sus nóminas ha dejado de percibir un total de 500. Así mismo, ha tenido gastos por la compra de medicamentos por importe de 40.

 

DESGLOSE DE LA INDEMNIZACIÓN:

61 días moderados x 54,30€ = 3.312,30€

61 días básicos x 31,32€ = 1.910,52€

3 puntos de secuela (hombro doloroso) = 2.652,94€

4 punto de secuela (perjuicio estético ligero) = 3.614,52€

Gastos de farmacia = 40€

Objetos (reparación del patinete, camiseta, pantalón, calzado, casco) = 450€

Lucro cesante = 500€

TOTAL INDEMNIZACIÓN = 12.480,28

 

Principal problemática en accidentes de patinetes eléctricos:

Uno de los principales problemas que nos encontramos cuando ocurre un accidente de patinete eléctrico, como ya adelantábamos, es que no existe regulación sobre cómo deben circular.

Hasta que finalice la tramitación de la reforma de la normativa actual que incluya a los VMP, la Dirección General del Tráfico ha publicado en 2019 una nueva instrucción (2019/S-149 TV-108) con la finalidad de establecer una definición y clasificación de estos dispositivos y aportar unas normas básicas a las autoridades municipales.

Por el momento, únicamente podemos recurrir a esta instrucción y a las distintas ordenanzas y reglamentos municipales para poder adquirir nociones básicas sobre cómo y por donde deben circular estos vehículos de propulsión eléctrica.

Otro de los principales problemas es que, por norma general, y a excepción de las ordenanzas de algunos Ayuntamientos, no es obligatorio que los conductores de patinetes eléctricos contraten una póliza de seguro de responsabilidad civil, ya que el aseguramiento solo es obligatorio si los vehículos tienen consideración de vehículo a motor, según lo dispuesto en el artículo primero del RD 1507/2008, de 12 de septiembre.

 

Consejos para después de sufrir un accidente de patinete:

En el desafortunado supuesto de estar implicado en un accidente de patinete eléctrico, es importante que tenga en consideración los siguientes puntos:

  • Recoger los datos de los demás involucrados en el accidente, como matricula de los vehículos implicados, datos de los conductores y compañías aseguradoras.
  • Tomar fotografías del lugar del accidente, así como de los daños sufridos.
  • En el caso de realizar una declaración amistosa de accidente, haz constar tu versión de los hechos y la firma de los implicados.
  • Es recomendable en este tipo de supuestos avisar a la policía. Es muy importante que proporciones a los agentes tu versión de los hechos, ya que el atestado policial será muy importante para determinar la culpabilidad.
  • Si hay testigos que apoyen tu versión, recoge los datos de los mismos.
  • Además, si a consecuencia del accidente has sufrido lesiones, es importante acudir al servicio de urgencias lo antes posible.

 

Los accidentes de patinete revisten una especial complejidad, por lo que cobra importancia contar con un asesoramiento integral, como el que proporcionan los abogados especialistas en accidentes de tráfico de ACCIGEST.  Si necesitas ayuda no dudes en contactarnos.

Sin comentarios

Escribe un comentario

¡Llámanos!