Sistema CICOS en daños a vehículos por accidentes de tráfico

En el año 1993, UNESPA desarrolló el Centro Informático de Compensación de Siniestros. Se conoce comúnmente como Convenio CICOS, pero no se trata de un Convenio sino de una plataforma tecnológica de gestión de siniestros que pone en contacto a las diferentes entidades aseguradoras que estén adheridas.

La principal característica de estos convenios (CIDE y ASCIDE), implica que sea la propia aseguradora del perjudicado, la encargada de tasar e  indemnizar los daños materiales ocasionados a los vehículos de los asegurados, estableciendo para ello unos criterios objetivos de responsabilidad que determinan quién es el causante del accidente.

Son considerados daños materiales los causados a los vehículos perjudicados y a sus accesorios (aire acondicionado, baca, alerón, sirena de emergencia, pintura, etc.). Se incluyen también los gastos de traslado al taller de reparación, los gastos de peritación y los impuestos aplicables.

 

OBJETIVO DEL SISTEMA CICOS:

El sistema CICOS fue creado para simplificar y agilizar la reclamación y liquidación de los daños materiales producidos entre vehículos asegurados en Entidades acogidas a los convenios CIDE (Convenio de Indemnización Directa) y ASCIDE (Acuerdo Suplementario al Convenio de Indemnización Directa) y con ello aportar soluciones al sector asegurador.

Hoy en día, se calcula que casi un 70% de los siniestros de daños materiales se resuelven por medio del sistema CICOS, evitando así la judicialización de muchos accidentes.

 

FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA CICOS:

Antes de empezar es importante remarcar que el Sistema CICOS se basa en un Reglamento Articulado que define el funcionamiento del mismo.

Para la aplicación del Sistema Cicos deben concurrir cumulativamente las siguientes circunstancias:

  • El daño al vehículo debe derivarse de un accidente de circulación ocurrido en cualquier país del Espacio Económico Europeo o en países adheridos al Sistema de Certificado Internacional de Seguro.
  • Los vehículos intervinientes en la colisión deben estar matriculados en España y tener contratada la responsabilidad civil de suscripción obligatoria (Seguro Obligatorio) en una Entidad española adherida a los Convenios.
  • Los accidentes deben referirse a una colisión directa entre vehículos.
  • Solo deben intervenir dos vehículos en la colisión.
  • El importe del siniestro no debe superar el ámbito de aplicación de los Convenios (15 millones de euros en la actualidad, en coherencia con la cobertura máxima del Seguro Obligatorio).

Por CICOS, la determinación de la responsabilidad del accidente se basará en los datos consignados en la Declaración Amistosa de Accidente (DAA), debidamente cumplimentada y firmada por ambos conductores. Las aseguradoras aplican la siguiente tabla para determinar la culpabilidad del accidente basándose en las casillas marcadas en el parte amistoso:

 

En el supuesto de que no haya DAA, la responsabilidad se establecerá en base a la información declarada por los asegurados.

Es importante dejar claro que a pesar de que las normas están inspiradas en el Código de la Circulación la aceptación de la responsabilidad de una compañía mediante el sistema CICOS no implica que su asegurado reconozca su culpabilidad y que no pueda darse una resolución final distinta en base la legislación vigente tal y como se remarca en el propio reglamento del sistema CICOS que dice:

Los Convenios se fundamentan en criterios objetivos de imputación de siniestros que, aún cuando están basados en los principios de la responsabilidad civil y las normas de circulación, no prejuzgan culpas ni responsabilidad, tratándose de meros mecanismos de solución de controversias, por lo que la asunción de culpa de una entidad en un siniestro en base a las normas de cualesquiera de los Convenios no implica que su asegurado reconozca su responsabilidad y no pueda darse una resolución distinta en la Jurisdicción Ordinaria en base a los criterios de responsabilidad por culpa establecidos en la legislación vigente.

En caso de controversia o discrepancias en la interpretación del Reglamento Articulado que define el funcionamiento del sistema CICOS se aplicará lo establecido en el MANUAL DE CRITERIOS de las Comisiones CIDE/ASCIDE/CICOS que podemos descargar a continuación:

MANUAL DE CRITERIOS de las Comisiones CIDE/ASCIDE/CICOS

Una vez aclarada la responsabilidad del siniestro según CICOS, exista o no parte amistoso, exista o no concordancia de los hechos del accidente, al recibir la comunicación del siniestro por parte de su asegurado la compañía del vehículo ”inocente” comunicará el siniestro al sistema CICOS. La compañía del vehículo ”responsable” deberá aceptar el siniestro salvo que el vehículo no esté asegurado con dicha compañía y en caso de no decir nada, se entenderá su aceptación.

A continuación, la compañía del vehículo inocente tramitará los daños del mismo sin tener que ponerse de acuerdo con la compañía contraria sobre quién tuvo la culpa o sobre el importe de reparación o sustitución del vehículo.

Posteriormente, la aseguradora del vehículo responsable deberá abonar a la contraria un Módulo de Compensación, que es un importe fijo que se establece previamente cada año, con independencia del importe de los daños del vehículo, y viene a ser la media del valor de un siniestro. Una vez al mes, se ”compensan” los módulos entre compañías. Es decir, si la compañía ”A” debe 50 módulos a la compañía ”B”, y esta a su vez 76 módulos a la compañía ”A”, en realidad, se produce una sola transferencia de la ”B” a la ”A” de 26 módulos.

No debemos olvidar que los siniestros afectados por la tramitación CICOS tienen un plazo de caducidad de un año desde la fecha de ocurrencia del accidente.

Sistema CICOS en daños a vehículos

 

 

EXCLUSIONES DEL SISTEMA CICOS:

No entran en el sistema CICOS los daños físicos a las personas. Ahora bien, aunque en el accidente existan otro tipo de daños y perjuicios, ello no impide que los que afecten a los vehículos se resuelvan por CICOS.

Con la misma filosofía que el sistema CICOS, en el año 2002 entró en marcha, con la participación de las compañías más importantes, el sistema SDM (Siniestros de Daños Materiales).

En este sistema entran aquellos siniestros en los que existen daños materiales que no están recogidos en el sistema CICOS, como por ejemplo:

  • Siniestros en los que intervienen más de dos vehículos.
  • Casos en los que no hay colisión directa entre los vehículos.
  • Daños producidos por la carga desprendida.
  • Daños materiales ajenos al vehículo (objetos personales, paralización, etc.).
  • Intervención de dos vehículos, cuyos daños materiales superen el límite del Seguro Obligatorio.

 

PROBLEMAS EN LA APLICACIÓN DEL SISTEMA CICOS:

En el supuesto de que el vehículo sea declarado siniestro total, la aplicación del sistema CICOS pone de manifiesto un conflicto de intereses pues la propia compañía del asegurado, que es la que debería defender sus intereses, es al mismo tiempo la que debe peritar e indemnizarle por la pérdida total del vehículo. En estos casos siempre es aconsejable asesorarse con un abogado de accidentes particular.

En el caso de no aceptar de forma amistosa la indemnización por la pérdida total del vehículo cursada por parte de su propia compañía a través del Sistema Cicos, en vía judicial se deberá interponer la demanda contra la aseguradora del vehículo responsable del accidente en virtud de lo establecido en el Artículo 1.902 del Código Civil, todo ello debido que el sistema CICOS tan solo es un convenio suscrito entre entidades aseguradoras sin vinculación legal por alguna por parte de los particulares. Finalmente, si la compañía responsable del accidente resulta condenada al pago de los daños materiales deberá solicitar al seguro no responsable el reintegro de esa cantidad en virtud de las normas establecidas en el Sistema Cicos.

 

Si tiene problemas en la resolución de los daños materiales a su vehículo causados en un accidente de tráfico contacte ahora con los abogados de accidentes Accigest.

2 Comentarios
  • Rafael Laguna del Río
    Posted at 00:54h, 29 junio Responder

    Tengo el vehículo parado para iniciar la maniobra de aparcar marcha atrás, de repente aparece un coche que viene de otra calle en la que tiene un ceda el paso y un paso de cebra, después gira a la derecha al aparcamiento al aire libre de un centro comercial, me golpea en la parte trasera izqda. En principio reconoce que me da por detrás y que incluso pensaba que circulaba hacia delante. Se interesa por llevarme a un hospital, cosa que no hace falta. Con el nerviosismo y no haber rellenado nunca un parte el contrario se ofrece a rellenarlo, alardeándose de que ya lo había hecho 6 ó 7 veces y que lo tenia a todo riesgo, yo a terceros. Él como coche A marca la casilla 8 (que me da por detrás) y en la 14 pone que estaba efectuando maniobra de aparcar, las casillas del coche B están todas en blanco. El croquis lo hace sin paso de peatones ni ceda el paso, el dibujo del coche A con flecha hacia delante y el coche B con flecha hacia atrás. Mi compañía Línea Directa reclama al contrario Mapfre los daños y despues de un mes me dicen que la culpa es mía por el dibujo.

    • Accigest
      Posted at 16:53h, 29 junio Responder

      Hola Rafael, rellenar el parte amistoso de forma correcta es importantísimo para no llevarnos sorpresas después. Por favor envíenos copia del parte amistoso al mail info@accigest.com para poder valorar la viabilidad de la reclamación.

Escribe un comentario

Llámenos
Contáctenos

Nuestro sitio utiliza cookies para análisis. Si no estás seguro de ello, echa un vistazo a nuestra política de privacidad. Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar